¿Por qué nos cuestan los cambios?

Blog

En mi último vídeo hable de cómo uno puede adaptarse a los cambios de una manera rápida y que no te afecte tanto, en ese vídeo hablaba exactamente de un cambio de país y de lo que todo eso implica.

En menos de un año he tenido que vivir en diferentes lugares como USA, México e Israel, en compañía de mis hijos y créanme que la experiencia ha sido única y muy enriquecedora no sólo por lo vivido, si no porque al observar a los niños como en todos esos cambios lograban hacer el click rápido no se quedaban anclados en los que estaban acostumbrados como uno de adulto que mi cama, mis amigos, mi almohada, mi comida etc.

Ellos veían  que cada lugar tenía justo lo que ellos necesitaban, siempre abiertos acomodándose a las cosas de la nueva casa, de la nueva cama, la comida, la escuela, su maestra, su nueva rutina, estaban ocupados en su nueva realidad dándose la oportunidad a lo nuevo, sin miedo, sabiendo solamente que eso era lo que había y eso era exactamente lo que se requería, lo que necesitaban para avanzar, para crecer no había tiempo para la comparación, para extrañar, solo escribir una nueva historia en páginas blancas, en libertad, sin estar atados al pasado, a lo que para ellos les hacia sentir cómodos y seguros.

Esas son de las cosas que a nosotros nos cuesta mucho desaprender cuando llegamos a un lugar nuevo, sentimos que allí nada nos pertenece, que nadie nos conoce y nos ataca el miedo, la soledad y mientras hacemos el luto, el periodo de despojarnos de nuestra falsa seguridad y de lo que conocemos, de lo que representa ese falso “yo soy” por el entorno en que vivimos, pasamos un periodo duro de adaptación por la constante comparación de lo que hay allí y de lo que no hay allá, de las culturas.

Cuando hacemos maletas deberíamos pensar que solo nos llevamos la ropa, que lo demás solo nos estanca, saber que allí en ese lugar vamos a avanzar, a crecer, a conocer, a alimentarnos de nuevas experiencias, de conocer nuevas personas, crear relaciones en todo sentido, que nos van a permitir conocer algo nuevo en nosotros

Cuando llegamos a un nuevo lugar pretendemos que las personas se comporten o reaccionen como las personas que conocemos o a las que estamos acostumbrados, de la misma manera el sistema del país o en algo tan simple como en la comida hacemos comentarios como… ¡Aquí la comida no sabe igual!! ¡Usan mucho picante!!!…o ¡aquí la comida parece de cartón!!!…. ¡aquí la gente es muy tosca!!!

Esa manera de ver las cosas en comparativa, en queja, pretendiendo que todo funcione como el lugar de donde vinimos, es un error o mas bien una mirada muy equivocada, porque esa actitud no nos ayuda a aprovechar, ni adaptarnos con facilidad, ni mucho menos a sacarle ventaja a la oportunidad y a pasarla realmente bien y ahorrarnos ese periodo de molestia, que a algunos los lleva a sentirse deprimidos y se pierden a lo mejor de una gran experiencia o de un nuevo comienzo de vida.

Muchas veces no avanzamos no porque no caminemos, sino porque nuestros miedos de soltar lo conocido no nos permite avanzar.

 

Lo que no debes olvidar a la hora de empacar!!!

  • -Una mente abierta.
  • -Pensar que al lugar que vas es otra cultura y nada ni nadie funciona como tú crees.
  • -Aceptar y respetar la diferencia
  • -Ver las cosas como el  turista, que todo lo ve bonito y no como el espía que ve lo malo en todo.
  • -Mucho amor para compartir y no esperar que el viaje es solo para recibir, sino también para dar a los demás.
  • -Ver el viaje como  la vida misma llena de sorpresas y desafíos, abrazarlos y crecer en ellos.
  • -Aceptar el cambio.

 

 

Si tienes algo que preguntarme o algún comentario que compartir puedes hacerlo usando el hashtag:
#ElBlogdeMaritzaRodriguez
Besos
Maritza

Categorías: Blog

También podría gustarte

5 Comments

  • Reply
    LEONORA ALVAREZ ROSARIO
    28 marzo, 2017 at 12:08 pm

    ¡HOLA BELLA! AL SER HUMANO LE CUESTAN LOS CAMBIOS CUANDO NO SE TIENE UNA MENTE ABIERTA PARA VER LA BELLEZA DE ESE CAMBIO, DE DEJARSE LLEVAR Y FLUIR CON LAS OPORTUNIDADES QUE SE NOS PRESENTAN, DE VIVIR COSAS NUEVAS, DE CONOCER, DE CRECER, DE DARLE OTRO SABOR A NUESTRO DÍA A DÍA; Y EN SU LUGAR, BUSCAN LA FALTA, LA CARENCIA, LOS OBSTÁCULOS Y LOS MIEDOS DE PENSAR EL “NO ME VA A RESULTAR” … “NO ME VOY A ACOSTUMBRAR” … “AQUÍ TODO ES DIFERENTE A LO QUE TENÍA ALLÁ”. LOS MIEDOS SON NUESTRO PEOR ENEMIGO PORQUE NOS PARALIZAN Y NO NOS PERMITEN AVANZAR EN LA VIDA. HAY UN VIEJO REFRÁN QUE DICE: “LOS CAMBIOS SIEMPRE SON BUENOS” … Y SI LA VIDA NOS DA ESA OPORTUNIDAD DE ABRAZAR NUEVAS EXPERIENCIAS PARA ENRIQUECER NUESTRO INTERIOR Y SER UN MEJOR APORTE HACIA LA HUMANIDAD .. ¿POR QUÉ NO HACERLO Y LANZARCE A LA AVENTURA? ¡GRACIAS MARITZA … POR SIEMPRE ACTIVAR NUESTRA CONCIENCIA PARA CRECER Y NO SEGUIR ANCLADOS EN NUESTROS MIEDOS Y TEMORES, EN DARLE PASO A LA LUZ Y DEJAR LA OSCURIDAD ATRÁS! UN BESO Y UN ABRAZO … TU FAN SIEMPRE #TeamMaritza DE SANTA ROSA, BAYAMÓN, PUERTO RICO (2:08 PM) #ElBlogDeMaritzaRodríguez, #AmarEnConciencia, #MaritzaEspiritual

    • Maritza Rodríguez
      Reply
      Maritza Rodríguez
      2 junio, 2017 at 9:50 am

      Gracias a ti por tu apoyo incondicional y por tomarte el tiempo de escribirme,
      un abrazo!!

  • Reply
    Irina Dragomirova
    28 marzo, 2017 at 3:11 pm

    Buenísimas de nuevo corazón de oro!!! Otro martes aquí en nuestra cita bloggera contigo que tanto disfruto. Primero que nada quería agradecerte por haber decidido extender este tema aquí en tu blog, pues todo aquello en relación a los cambios importantes en nuestra vida que vayamos a realizar es importante de ser analizado en profundidad. Además de que a mí también me gustaría compartirte algunos asuntos que en tu canal había tratado de una manera más breve o directamente ya no pude por cuestiones que ambas conocemos jaja. Este esccrito en particular será tanto subjetivo como objetivo. Empezaré contándote más en detalle lo que significó tanto para mí como para mi familia el hecho de experimentar un cambio de país también, y más adelante hablaré sobre esta tendencia de comparación que tenemos incrustada la mayoría de los seres humanos. De verdad Maritza muchas gracias por otorgarme la oportunidad de volver a escribir sobre este tema. En este caso a mí personalmente me correspondería situarme en el mismo lugar de tus hijos, y desde ahí crear un enfoque para contarte lo que significó para mí esta experiencia. Como te había comentado ya en el canal, cuando tenía siete años, mi familia y yo nos mudamos a España, viniendo desde Bulgaria. Para cada miembro de la familia, el impacto se reflejaba desde perspectivas diferentes. Empezando por mí, la más pequeña, este impacto fue básicamente nulo, en el sentido de que yo no estaba tan shockeada por lo que había perdido o todo lo nuevo que se me vendría encima. Yo era tan sólo una niña en aquel entonces, y cuando estás en esa etapa, lo más probable es que este impacto que solemos atravesar los adultos se transforme automáticamente en una gran emoción. No te voy a negar que sí sentí tristeza al despedirme de amigos, familiares…mucho más sabiendo que nos vamos no al otro lado del mundo, pero sí a miles y miles de kilómetros. Quién sabe dentro de cuántos años los volveríamos a ver! Uno obviamente no puede saber esas cosas de antemano, sino cuando el Creador mejor lo disponga. Todavía recuerdo la primera vez que iba a viajar en avión, esa enorme ilusión por subirme y viajar a un país totalmente desconocido para mí, y al que construía en mi mente con esta imaginación sin límites que tengo yo. Entonces apenas se estaba desarrollando el Internet (Wow parece increíble!), ni si quiera lo podríamos ‘googlear’, aunque igualmente no sería lo mismo por supuesto. A medida que íbamos restando kilómetros, intentaba recordarlo todo con una gran sonrisa, con esa esperanza que a todos nos alivia el corazón de imaginar nuestro próximo reencuentro. Siempre me he considerado bastante soñadora, desde que tengo uso de razón. De hecho, todos los niños lo son. Empezamos a complicarnos todos ya en edad adulta. Para mí sinceramente este ha sido, es y siempre será uno de los cambios más gratificantes que haya podido realizar en lo que llevo de vida!! Cuando tú le dices a una niña que por fin toda la familia estará unida (mi padre vino dos años antes para establecer algún tipo de base para nosotros), que podremos cubrir muchísimas necesidades básicas sin preocupación y que nos esperan nuevas aventuras, pues no habría otra forma de visualizar todo esto más que con la mayor ilusión que florece en el corazón de una niña soñadora dispuesta a explorar nuevos horizontes. Ahora, también te confieso que al principio, cuando pisé la escuela por primera vez, era básicamente como una marcianita entre niños terrestres jajaj. Ahí me estaba encaminando en un proceso de realmente empezar a involucrarme en esta otra vida, no solamente ir de paseo con mi familia y ver los paisajes de España. Quizá ahí es donde más impacto hubo para mí, en esa incapacidad en mis comienzos de comunicarme con los demás niños, entender los libros, etc. Es más, me parecía frustrante. Todos me hablaban, y yo contestaba cosas sin sentido. Obviamente no hacía exámenes en ese primer año. Ah, y también me saltaron con un curso (como si fuera superdotada y no sabía decir nada jajaja), nunca he hecho segundo de primaria, porque aquí empiezan antes y te confieso que tuve que ir aprendiendo todo a un ritmo bastante acelerado. Abecedario, tablas de multiplicar, colores…todo el idioma poco a poco. Observando la circunstancia desde un enfoque lingüístico y académico, sí fue un poco apresurado todo, pero yo sabía perfectamente que merecería la pena, y heme aquí, contándote toda mi experiencia. Después del primer año, todo se fue equilibrando, yo ya sabía hablar muy bien el español, y era una alumna más. Por lo tanto, estoy totalmente de acuerdo contigo cuando afirmas que los niños hacen ese click de una forma mucho más instantánea y que se adaptan muy fácilmente a todo. Mis padres no lo creían, hasta que vieron que con sus hijos también surgió esta adaptación tan espontánea. Para mi hermano fue un poco más alto el grado de impacto, ya que él estaba en bachillerato, y si no sabes nada de español pues ya te imaginas. Pero poco a poco él también se fue acomodando con todo. Y en cuanto a mis padres, mi padre ya hacía tiempo que se había adaptado a la nueva cultura, el idioma…y él lo único que mostraba es su maravillosa sonrisa por estar al fin con toda su familia. Por último, mi madre, sí que tuvo algunos impactos más elevados en ciertos momentos donde sientes que no puedes más con tanto cambio repentino. Pero con la luz del Creador sobre nosotros y con su gran voluntad de observar cada cambio de la manera más positiva todo es posible!! Ella también sabía que lo más importante era estar todos juntos, lo demás se va armonizando con el tiempo. Hoy en día, ya como adulta, me siento inmensamente feliz por cada detalle y cada ruta que atravesamos en esta maravillosa experiencia ha sido una auténtica bendición! A estas alturas yo tengo a tantas personas, tantos momentos y tantos sueños realizados sin los que no me llego a imaginar mi vida ciertamente. Tú entre las principales por supuesto, y aunque no supiera español, yo con tu bella esencia me podría estar deleitándo durante horas y horas no lo dudes. Como tú misma dices, es una oportunidad increíble para conocer una nueva cultura totalmente diferente, vivir infinitas aventuras que de otro modo no se podría, aprender muchas cosas nuevas desde el idioma hasta detalles que solamente se podrían aprender estando aquí en el país, ni con un libro, ni con Internet. Asimismo crecer como seres humanos totalmente de acuerdo Mari. Pienso que cuanto más duro parezca el camino, más bendiciones te encontrarás a tu paso y podrás crecer y madurar de una forma mucho más completa, porque estás avanzando. Con los temores que tenemos los adultos así es, nos paralizan todo el panorama por completo, como si nos congelaran de repente sin tener la posibilidad de hacer absolutamente nada. Y pensar que esta barrera de avance en realidad es inexistente, porque solamente forma parte de un reflejo mental en base a todos nuestros miedos acumulados, y no descartados. Pero no nos atormentemos, nunca es tarde para hacerlo.
    En esta sección, como te puse en el comienzo, trataré sobre nuestra necesidad constante de establecer comparaciones y que esto mismo nos lleve a la frustración permanente. Me gustaría empezar enfatizando que este tipo de comparaciones que realizamos no aplica solamente cuando vamos de un lugar a otro, no. Como si con esto fuera poco, nosotros incorporamos absolutamente todo lo que nos rodea en este paquete de comparación. Más bien la pregunta del millón sería “¿Hay algo que no sea reducido a esta forma de visualizarlo todo?” Comparamos a unas personas con otras. Comparamos unos lugares con otros. Comparamos las costumbres de un país con las de otro. Comparamos hasta las piedras de dos sitios diferentes es IM-PRE-SIO-NAN-TE. Ahora, cuando estamos filosofando sobre la vida, ahí todos afirman contundentemente que la monotonía social es muy lamentable. Esta es el efecto de nuestra incapacidad para recrearnos, y por eso mismo cuando observamos que alguien o algo no resulta ser lo acostumbrado, nos parece todo muy ‘OMG!!!!’ y no precisamente en el buen sentido, ojalá. Por esta razón también es que empiezan a arraigarse todas las críticas que nos envuelven y el rechazo a todo aquello inusual, es todo una cadena. A veces realmente desearía que todas las personas pudieran contemplar este panorama y cambiar el chip. Coincido totalmente contigo aquí también, es absurdo pretender que todo y todos se acomoden a lo que teníamos pensado desde un principio. ¿Cuál sería la emoción en viajar por ejemplo hasta el otro lado del mundo, y que todo alrededor fuera igual, salvo los paisajes? Que todas las personas tengan las mismas costumbres que aquellas con las que convivimos, el mismo estilo, que hasta la comida como tú has dicho tenga el mismo sabor. ¿Somos conscientes realmente de nuestras peticiones? Creo que no. Considero que debemos de cambiar ciertos paradigmas importantes en este caso y de verdad poder asimilar, respetar y aceptar la DIVERSIDAD SOCIAL, CULTURAL Y PERSONAL. De este modo no habrá necesidad de atravesar un largo proceso de adaptación como afirmas, simplemente recibir con todo el amor y toda la ilusión cada regalo celestial y sobretodo, aprender a amar aquello diferente en todo sentido y asimismo disfrutar y exprimir nuestra maravillosa vida al máximo!!!! Me encantaron tus tips del final, y recalco el de UNA MENTE ABIERTA, SIEMPRE, viajemos o no!
    Bueno adorada, creo que de nuevo me llegó la hora de despedirme por ahora. Este regalo de tu parte sin duda ha sido el mejor método de relajación antes de irme a dormir. Ya sabes que te quiero con el alma y que siempre te voy a agradecer por ser la Maritza que ni mi elevada imaginación llegó a imaginar (pensarás que estoy exagerando pero nay nay jajajja). Eres un ser humano precioso y me hace inmensamente feliz el saber que nuestros caminos se cruzaron para permanecer enlazados por siempre! Te mando un sol radiante repleto de amor, infinitas bendiciones y abrazos en abundancia para ti, tu esposo, los solecitos, tu mami, tu hermana…tooooooda la family jejejej 😘🌺🌺 #ElBlogDeMaritzaRodríguez #AmarEnConciencia #MaritzaEspiritual #MaritzaBloggera #RevitalizaciónÚnica

    • Maritza Rodríguez
      Reply
      Maritza Rodríguez
      2 junio, 2017 at 9:50 am

      Wow. como siempre que bellas palabras, un abrazo!!

      • Reply
        Irina Dragomirova
        2 junio, 2017 at 2:04 pm

        Y tú como siempre tan especial con todo lo que me dedicas mil gracias bella!!! Otro abrazo para ti!

    Leave a Reply

     
    WordPress spam blocked by CleanTalk.