el árbol que no sabía quién era!

EL ÁRBOL QUE NO SABÍA QUIÉN ERA

Justo anoche los niños no querían dormir, les canté una canción pero no funcionó, así que me decidí por contarles este cuento que les quiero compartir a ustedes también, que aunque mis hijos tienes tres años, sé que les llego a ellos tanto como a mí, ya que deja una enseñanza muy bonita, porque así somos nosotros, siempre estamos buscando ser como los demás y desperdiciamos toda nuestra capacidad y potencial que tenemos dentro y nos olvidamos que tenemos un mundo inmenso dentro de nosotros por descubrir, una misión y un propósito que cumplir en nuestras vidas y que somos seres individuales y eso es lo que nos hace maravillosos y únicos ante los demás.
¡Espero lo disfruten!!!
Adaptación de una antigua fábula de Oriente
Había una vez un jardín muy hermoso en el que crecían todo tipo de árboles maravillosos. Algunos daban enormes naranjas llenas de delicioso jugo; otros, riquísimas peras que parecían azucaradas de tan dulces que eran. También había árboles repletos de dorados melocotones que hacían las delicias de todo aquel que se llevaba uno a la boca.
Era un jardín excepcional y los frutales se sentían muy felices. No sólo eran árboles sanos, robustos y bellos, sino que, además, producían las mejores frutas que nadie podía imaginar.
Sólo uno de esos árboles se sentía muy desdichado porque, aunque sus ramas eran grandes y muy verdes, no daba ningún tipo de fruto. El pobre siempre se quejaba de su mala suerte.
– Amigos, todos vosotros estáis cargaditos de frutas estupendas, pero yo no. Es injusto y ya no sé qué hacer.
El árbol estaba muy deprimido y todos los días repetía la misma canción. Los demás le apreciaban mucho e intentaban que recuperara la alegría con palabras de ánimo. El manzano, por ejemplo, solía hacer hincapié en que lo importante era centrarse en el problema.
– A ver, compañero, si no te concentras, nunca lo conseguirás. Relaja tu mente e intenta dar manzanas ¡A mí me resulta muy sencillo!
Pero el árbol, por mucho que se quedaba en silencio y trataba de imaginar verdes manzanas naciendo de sus ramas, no lo conseguía.
Otro que a menudo le consolaba era el mandarino, quien además insistía en que probara a dar mandarinas.
– A lo mejor te resulta más fácil con las mandarinas ¡Mira cuántas tengo yo! Son más pequeñas que las manzanas y pesan menos… ¡Venga, haz un esfuerzo a ver si lo logras!
Nada de nada; el árbol era incapaz y se sentía fatal por ser diferente y poco productivo.
Un mañana un búho le escuchó llorar amargamente y se posó sobre él. Viendo que sus lágrimas eran tan abundantes que parecían gotas de lluvia, pensó que algo realmente grave le pasaba. Con mucho respeto, le habló:
– Perdona que te moleste… Mira, yo no sé mucho acerca de los problemas que tenéis los árboles, pero aquí me tienes por si quieres contarme qué te pasa. Soy un animal muy observador y quizá pueda ayudarte.
El árbol suspiró y confesó al ave cuál era su dolor.
– Gracias por interesarte por mí, amigo. Como puedes comprobar en este jardín hay cientos de árboles, todos bonitos y llenos de frutas increíbles excepto yo… ¿Acaso no me ves? Todos mis amigos insisten en que intente dar manzanas, peras o mandarinas, pero no puedo ¡Me siento frustrado y enfadado conmigo mismo por no ser capaz de crear ni una simple aceituna!
El búho, que era muy sabio comprendió el motivo de su pena y le dijo con firmeza:
– ¿Quieres saber mi opinión sincera? ¡El problema es que no te conoces a ti mismo! Te pasas el día haciendo lo que los demás quieren que hagas y en cambio no escuchas tu propia voz interior.
El árbol puso cara de extrañeza.
– ¿Mi voz interior? ¿Qué quieres decir con eso?
¡Sí, tu voz interior! Tú la tienes, todos la tenemos, pero debemos aprender a escucharla. Ella te dirá quién eres tú y cuál es tu función dentro de este planeta. Espero que medites sobre ello porque ahí está la respuesta.
El búho le guiñó un ojo y sin decir ni una palabra más alzó el vuelo y se perdió en la lejanía.
El árbol se quedó meditando y decidió seguir el consejo del inteligente búho. Aspiró profundamente varias veces para liberarse de los pensamientos negativos e intentó concentrarse en su propia voz interior. Cuando consiguió desconectar su mente de todo lo que le rodeaba, escuchó al fin una vocecilla dentro de él que le susurró:
Cada uno de nosotros somos lo que somos ¿Cómo pretendes dar peras si no eres un peral? Tampoco podrás nunca dar manzanas, pues no eres un manzano, ni mandarinas porque no eres un mandarino. Tú eres un roble y como roble que eres estás en el mundo para cumplir una misión distinta pero muy importante: acoger a las aves entre tus enormes ramas y dar sombra a los seres vivos en los días de calor ¡Ah, y eso no es todo! Tu belleza contribuye a alegrar el paisaje y eres una de las especies más admiradas por los científicos y botánicos ¿No crees que es suficiente?
En ese momento y después de muchos meses, el árbol triste se alegró. La emoción recorrió su tronco porque al fin comprendió quién era y que tenía una preciosa y esencial labor que cumplir dentro de la naturaleza.
Jamás volvió a sentirse peor que los demás y logró ser muy feliz el resto de su larga vida.
Moraleja: Cada uno de nosotros tenemos unas capacidades diferentes que nos distinguen de los demás. Trata de conocerte a ti mismo y de sentirte orgulloso de lo que eres en vez tratar de ser lo que los demás quieren que seas.
Si tienes algo que preguntarme o algún comentario que compartir, puedes hacerlo usando el hashtag:
#ElBlogdeMaritzaRodriguez
¡Los quiero y hasta la próxima!!!!
Maritza

Categorías: Blog

También podría gustarte

5 Comments

  • Reply
    LEONORA ALVAREZ ROSARIO
    6 junio, 2017 at 8:54 am

    ¡BUENOS DÍAS MI HERMOSA MARITZA! QUE CUENTO TAN HERMOSO … Y UNA HISTORIA QUE A LA VEZ ES UNA GRAN ENSEÑANZA Y UN EJERCICIO DE VIDA QUE DEBEMOS APRENDER A EJERCER LOS SERES HUMANOS. ES CIERTO … MUCHAS VECES ASÍ SOMOS … QUEREMOS IMITAR O SER COMO OTRAS PERSONAS, POR LAS RAZONES QUE SEAN, Y NOS OLVIDAMOS DE APRENDER A CONOCERNOS A NOSOTROS MISMOS Y DESCUBRIR TODO NUESTRO POTENCIAL Y DE TODO LO QUE PODEMOS O SER CAPACES DE SER. ESTE ESCRITO ME RECORDÓ UNO DE TUS VIDEOS DE “CON M DE MUJER BY MARITZA” … “COMPETENCIA VS. COOPERACIÓN”. LAS SITUACIONES QUE VIVIMOS EN NUESTRO DÍA A DÍA A VECES NOS ABSORBEN EN EL DESEMPEÑO DE NUESTROS DIFERENTES ROLES: EL TRABAJO, EL HOGAR, FAMILIA, AMISTADES, NUESTRA COMUNIDAD Y SITUACIONES EXTERNAS O LA MISMA PRESIÓN DE LA SOCIEDAD, Y CREEMOS ESTAR EN CONTROL DE NOSOTROS, PERO NO ES ASÍ. PUEDEN HABER MUCHAS RAZONES O SITUACIONES QUE PUEDEN DESEQUILIBRARNOS O DESCONECTARNOS DE NUESTRO PROPÓSITO DE VIDA, PERO ESTÁ TAMBIÉN DE NOSOTROS DISCERNIR Y MANTENER ESA CONEXIÓN DIVINA PARA PODER ESCUCHAR NUESTRA VOZ INTERIOR QUE NOS DA CERTEZA, CONFIANZA, SEGURIDAD, FORTALEZA PARA SEGUIR NUESTRA INTUICIÓN, DEJAR A UN LADO LAS INSEGURIDADES, DEBILIDADES Y CARENCIAS, Y PODER ASÍ COMPRENDER TODO LO QUE TENEMOS PARA DAR Y OFRECER AL MUNDO, QUE NOS HAGA SENTIR ÚNICOS, DESCUBRIR UNA NUEVA VERSIÓN DE NOSOTROS EN NUESTRO ENTORNO Y HACIA LA HUMANIDAD. ¡GRACIAS MARITZA … POR SIEMPRE HACERNOS REACCIONAR, A VALORAR LO QUE TENEMOS Y LO QUE SOMOS, POR SIEMPRE DARNOS ESA INYECCIÓN DE SEGURIDAD Y POSITIVISMO INTERIOR, POR SER NUESTRA ANGEL MADRINA QUE NOS TRAE ALEGRÍA, FELICIDAD Y NOS LLENA DE ESPERANZA Y CONFIANZA QUE HOY Y SIEMPRE TODO ESTARÁ BIEN Y ES PERFECTO CUANDO TE CONECTAS CON LA LUZ DEL CREADOR Y CON LA ENERGÍA DEL AMOR! ¡QUE TENGAS UN DÍA PRECIOSO HERMOSA, MIL BENDICIONES PARA TI Y TODA TU FAMILIA, ÉXITOS Y LOGROS EN TODO LO QUE EMPRENDAS … TE QUIERO BONITA! BESITOS Y ABRAZOS DE TU FAN SIEMPRE #TeamMaritza DE SANTA ROSA, BAYAMÓN, PUERTO RICO (10:55 AM) #ElBlogDeMaritzaRodríguez, #VlogMaritza, #Blogger, #Influencer, #MaritzaRodríguezFans, #MaritzaActriz, #MaritzaMamá, #MaritzaEspiritual, #AmarEnConciencia

    • Maritza Rodríguez
      Reply
      Maritza Rodríguez
      8 junio, 2017 at 7:53 am

      Que linda, gracias!!!

  • Reply
    Mariluz
    9 junio, 2017 at 6:11 am

    Efectivamente!!! cada persona somos un mundo, nadie es igual, nadie piensa, ni necesita, ni actúa todo igual que otra persona, pero todos tenemos capacidades para desarrollar y contribuir a un mundo mejor. El querer ser como otra persona es anularte a ti mismo….porque todos tenemos virtudes y capacidades muy buenas que aportar y sentirnos orgullosos.
    Desgraciadamente, eso es lo que suele ocurrir, que somos imitadores, engrandeciendo exageradamente a otras personas, como hacía el majestuoso y valioso roble, y eso hace que seamos incapaces de ver lo valiosos que somos para nosotros mismos y otras personas, siempre, siendo nosotros mismos.
    Si nosotros mismos nos valoramos con humildad, no cabe duda que nos valorarán la mayoría de las personas. Digo, mayoría, porque a veces, también se acerca la envidia.
    Este es un cuento muy bonito y constructivo.
    Un abrazo cariñoso.

  • Reply
    Irina Dragomirova
    11 junio, 2017 at 3:47 am

    ¡Feliz domingo hermosa! Wow qué fábula tan maravillosa me encantó mil gracias por compartirla con todos!!! Desde pequeña he sido una fiel amante de ellas, porque además de que me resultaba muy interesante el hecho de personificar a los animales, elementos de la naturaleza, objetos…siempre me dejaban un mensaje muy sabio que me guardaría como un tesoro para siempre. Así es que estoy segura yo también que a tus soles les habrá llegado su belleza y su mensaje a pesar de su temprana edad. Tienes mucha razón cuando expresas que en varias ocasiones los seres humanos vivimos tratando de ser como los demás, de poder hacer lo que hacen los demás, de poder causar el mismo efecto que los demás, etc. y en ese mismo proceso es que dejamos por completo nuestras propias capacidades y nuestros potenciales a un lado. Está claro que, si nos negamos a escuchar nuestra voz interior, o, es más, ni si quiera somos conscientes de que la poseemos al igual que el roble al principio, las únicas voces que escucharemos y a las que les vamos a otorgar importancia es a las ajenas. Y ahí precisamente es donde muchas veces el problema tiene sus raíces. En el caso de este cuento, las voces que escuchaba el roble le estaban pidiendo cosas realmente imposibles. Pero él, en su afán de poder estar en el mismo nivel que ellos, no se daba cuenta de lo absurdas que eran sus peticiones, sino que se concentraba únicamente en encontrar una manera de cumplirlas, supuestamente para así él poder ser feliz también. Es decir, es como si solamente se concentrara en hacer lo que le dicen o le piden con tal de salir de su eterna amargura, sin lograr ver que la capacidad del peral o del manzano no se puede atribuir a un roble. En la vida real, a menudo las personas pasamos por lo mismo. Al tener silenciada o minimizada nuestra voz interior, prestamos total atención a las que nos susurran alrededor, las cuáles nos animarán a esforzarnos mucho para tener sus mismas capacidades, para estar en su escalón, en lugar de animarnos a descubrir las nuestras propias. Cuántas veces no habremos dicho “Ay ojalá fuera como tú en tal cosa” “A ti se te da muy bien y yo por más que me esfuerce soy un desastre”. Obviamente, con este gran anhelo de alcanzar a los demás en ciertas cosas para sentir que servimos para algo y que podemos ser igual de buenos, nos terminamos dando cuenta de que no compartimos esos mismos talentos o esas mismas funciones en este mundo, y como consecuencia, bajamos la cabeza y nos sentimos como los más desdichados, expresando que unos han nacido con dones, y que otros como nosotros con ninguno. Aquí es exactamente donde tenemos que abrir los ojos, permitiendo que nuestra vocecita se asome, ninguna más, para que nos susurre o nos grite a todo pulmón cuáles son los nuestros, y para qué estamos sobre la faz. Estoy segura de que nos sorprenderemos con nosotros mismos al ir descubriendo nuestro paraíso interior, al tener como cómplice a nuestra voz interior, y sobretodo, al ver que quizá en algunas cosas ni si quiera con esfuerzos mejoramos, pero que en muchas otras con tan solo un empujón de esa misma voz, nos podemos maravillar y las podremos exprimir al máximo, y a nuestra manera! Cuando comenzamos a tomar conciencia acerca de enmarcar nuestra individualidad, de visualizar esa competencia que antes era para con los demás, sea ahora con nosotros mismos, para auto superarnos en nuestras funciones día a día, es cuando estaremos realzando nuestra unicidad por todo lo alto, sin tener que esconderla o rechazarla. Ver que lo más bello en la vida es ser uno mismo, sin la necesidad de ser la copia de nadie. Darnos cuenta de que tenemos una infinidad de maravillas interiores que mostrarle al mundo entero, listas para salir a la luz. Entender que la magia se encuentra en que cada uno podamos ser diferentes frente a los demás, y aun así ser igualmente valiosos. Y en especial, conocernos a fondo para ir explorando nuestro ser constantemente, descubriendo nuevos propósitos que tal vez jamás imaginamos, y a partir de que cada uno de nosotros muestre los suyos y beneficie al resto con ellos, deleitarnos con la forma tan perfecta en que mientras estemos trabajando en estas capacidades, nos estaremos contribuyendo los unos a los otros donde al juntar todas las partes, se formará un todo extraordinario y en armonía dentro de este universo tan perfecto que el Creador dispuso para todos!!!
    Esta fábula tan maravillosa me la guardo en el corazón junto con todas las demás, y cada vez que tenga la oportunidad, la deseo retransmitir también. Os mando todo mi amor a ti y a tu familia perla bendiciones y mucha luz para vuestro hogar hasta la próxima!!! 🌞🌺🌺🌺
    #ElBlogdeMaritzaRodriguez #AmarEnConciencia #MaritzaEspiritual #FábulasdeOriente #VozInterior

  • Reply
    Irina Dragomirova
    12 junio, 2017 at 5:03 am

    Mari también me gustaría consultarte dos cosas que no tienen que ver con este escrito simplemente quería saber qué piensas al respecto porque para mí es muy importante saberlo:
    – La primera es acerca de tu cuenta en facebook “Con M de Mujer” en la que te dejo el mismo comentario que en tu cuenta “Con M…” de instagram. Lo hago básicamente para apoyarte en la de facebook también. Pero a veces me pongo a pensar sobre la cantidad de notificaciones que te deben llegar de parte mía ahí y tampoco quiero llenarte el teléfono con todas ellas. Así es que si tú quieres y te incomoda de cierta forma esto, tranquila porque a mí no me importa dejártelo solamente en instagram de verdad. Lo que yo quiero es que tú no te sientas agobiada con tantas notificaciones.
    – La segunda tiene que ver con la cuenta en instagram que tengo creada para ti y el team (@maritza_lovelight). De tanto en tanto, subía fotitos en las que solamente hay un escrito para inspirarte tanto a ti como a los demás. Es decir, no son ediciones donde salgas tú o alguien relacionado a ti. Quizá haya sido una simple casualidad y simplemente esas no las has llegado a ver, como algunas otras en las que sí sales y no pasa nada por supuesto. Lo que te quiero expresar aquí es que quiero que sepas que TÚ eres la verdadera magia de esa cuenta Mari, junto con tu familia claro. Vosotros sois los protagonistas en ella, y a raíz de eso es que existe. Por eso me gustaría saber si tal vez a ti te pueda parecer raro o incómodo el hecho de que suba a veces solo escritos inspiradores pero sin vosotros en la foto, aunque sea para inspirarte, a lo mejor te parece un poco desubicado que lo haga en una cuenta que es para ti no sé. Y como no quería hacer conjeturas, pues por eso decidí comentarte estos aspectos. Si a ti te gusta más la idea de que solamente suba publicaciones en las que estéis vosotros o tú, dímelo tranquilamente porque yo todo esto lo hago para hacerte feliz, es mi mayor objetivo. Para mí es muy importante saber qué es lo que tú prefieres, no solamente lo que a mí me parezca o lo que yo quiera. Sin ti, nada de esto habría sido creado bella.
    Esto era todo, muchas gracias abrazos!!!

  • Leave a Reply

     
    WordPress spam blocked by CleanTalk.