¡No puedo!

¡No puedo! se ha convertido en una de las creencias más comunes que repetimos constantemente.
Lo que creemos es lo que hemos aprendido en algún momento de nuestra vida y que creemos que es verdad. ¿Pero cuál es la verdad que queremos construir para nuestras propias vidas?, para empezar, deberíamos cambiar nuestro propio diálogo, a un diálogo positivo con nosotros mismos y con los demás.
Para empezar a cambiar esto debemos preguntarnos ¿Qué nos decimos cuando fracasamos? ¿Qué nos decimos cuando tenemos problemas? ¿Qué nos decimos cuando tenemos una meta?, ¿Qué le decimos a nuestros hijos?, y ¿Qué les decimos a nuestros amigos o a las personas que están cerca de nosotros? Cuando decimos este tipo de mensajes empezamos a creerlos, por eso debemos cuidar lo que decimos y cuidar lo que le decimos a nuestros hijos, porque estos son los mensajes que ellos empiezan a creer.
Debemos cambiar lo que pensamos y decimos, porque cuando desconocemos este tipo de mensajes liberamos nuestro propio potencial, porque nuestras palabras pueden impactar en nuestras metas, en nuestros sueños, en nuestros procesos que han quedado aplazados por culpa de las creencias que respaldan esa negatividad, ese miedo, ese temor.
También debemos preguntarnos ¿Qué es lo que queremos? Al respondernos esta pregunta nos surgirán metas, le estaremos dando una dirección a nuestro propósito y le estaremos diciendo a nuestro cerebro a donde queremos ir, además debemos creer, porque al creer creamos y lo hacemos posible, creer nos da el poder, la confianza de utilizar nuestras habilidades y conocimientos para lograr nuestras metas.
Si logramos visualizarlas, repetirlas y convertirlas en afirmaciones nos llevaran a crear una nueva realidad y podremos ver las imágenes del futuro que deseamos.
Lo que tenemos en nuestra mente son nuestras creencias que nos llevan a ser, estar y hacer lo somos actualmente y si queremos cambiar debemos cambiar lo que tenemos en nuestra mente.
Nuestras creencias son la manera de ver el mundo y la vida, pero esta no es necesariamente la verdad, hay que atreverse a ver la vida desde otros ángulos y con otro enfoque para decirnos ¡SI PUEDO Y LO VOY A LOGRAR!
¡Hasta la próxima, amigas!!!
Si tienes algo que preguntarme o algún comentario que compartir puedes hacerlo usando el hashtag:

#ElBlogdeMaritzaRodriguez

Besos,

Maritza.

Categorías: Blog

También podría gustarte

1 Comment

  • Reply
    Luz Castro
    14 noviembre, 2017 at 2:38 pm

    Pues mira, yo siempre me he visualizado disfrutando de mi familia y consiguiendo mis metas. Sin embargo , esa visualización , no se ha cumplido , todo lo contrario , la enfemedad y la muerte me las arrebató, afectando también. a mis. sueños. Un efecto dominó. Me he preguntado muchas veces porqué , no solamente a mi, también a una hemana llena de vida , positividad , alegría ,belleza….pero, no , aqui no valió ni visualizar , ni creer . Simplemente no se cumplieron ninguno de nuestras visualizaciones. ¿ Tienes Maritza alguna. respuesta ha esto. ? Yo no.
    Lo único que sé, que ni mi familia ni yo nos merecíamos nada malo. Y lo digo alto y claro. NO, NOS LO MERECIAMOS. Porque hemos sido muy bondadosos desinteresadamente . Así que el Creador que no me exija más porque llegó al tope.
    Bueno , he optado por no decir ni contar ha nadie del entorno mis metas, proyectos, a veces ni alegrías , de mi entorno , porque cuando lo hago la cosa tiende a fastidiarse , asi que , me lo tengo que guardar para mi ,.aunque a veces no puedo remediar compartir una alegría por algo, para luego más tarde acabar arrepintiendome porque he notado que la otra persona demostraba una falsa alegría por mi logro. Osea, olia ha envidia. Y la envidia es muy destructiva.

    A pesar de todo yo tengo mucha capacidad para visualizar, y cuando lo visualizo y de manera muy real, creo en ella, pero he optado por no contarlo a gente de mi entorno. Creo que me va mejor.
    Esto último que dices, SI PUEDO LO VOY A LOGRAR. Esto mismo lo decía mi hermana ¿ lo logró ? La muerte se lo ha impedido. Este es un comentario negativo, pero es real. No puede ser de otra manera. Puedo pintarlo de otro color mas alegre, pero no sería el color original, acabaria descascarillandose. ¿ Y de que serviría Maritza ?

    Por último. ¿ Sabes lo que les suelen pasar a las personas que se muestran con una positividad y alegría desmedida? Repito. Desmedida. Que le les suele costar ponerse en el lugar del afligido. Principalmente por dos motivos. Uno , porque el ponerse en el lugar de la persona afligida, significa visualizar en su vida la situación , y no quieren meterse en ese papel por un asunto de superstición , miedo a que les pase. Eso les impide ayudar adecuadamente.
    Dos, lo consideran como malas energías, no hay capacidad de escucha. Por lo tanto la ayuda es escasa o nula.

    Y es que ayudar a personas afligidas es un trabajo arduo, constante, un trabajo que no se puede abandonar dejándolo a medias porque puede resultar desastroso para el afligido.

    Un beso. Que la felicidad no te abandone nunca.😘

  • Leave a Reply

     
    WordPress spam blocked by CleanTalk.