¿Cómo tratamos a nuestros hijos?

    ¿Qué pregunta no? seguramente no nos detenemos un segundo a evaluarlo o siquiera a cuestionarlo, damos por hecho que a nuestros hijos hay que tratarlos simplemente como “hijos” con dureza, con premios y castigos, como en una dictadura donde prima la autoridad y la obediencia sin compasión y con ausencia de amor.

    Quiero darles tres puntos que me parecen respetables para tener un balance entre la severidad y la bondad para así crear una relación en armonía con ellos.

    -El Amor

    Siempre hago énfasis en el amor a la hora de tratar a nuestros hijos y me atrevo a decir que la relación interpersonal con ellos viene desde (el momento de) la procreación, y me dirán qué es una locura lo que estoy diciendo, pero no lo es.
    Los pensamientos a nivel semilla en ese momento son una manera no potencializada de sus deseos, de su energía, que luego los vamos a ver plasmados en la realidad cuando ellos salen al mundo exterior, solo que en el camino, agobiados por la rutina de la nueva dinámica de nuestros hijos, lo olvidamos y la armonía que visualizábamos en el amor antes de traerlos al mundo se ve reemplazada por las emociones que nos traen las desveladas,el cansancio, la falta de paciencia , los pañales, la rutina de madre primeriza, de no saber qué hacer con el tiempo, ni de nosotras mismas , ni de nuestros esposos, y lo único que tenemos es más fastidio que la suavidad de la dulzura y no quiero decir que estas emociones no sean reales o lógicas con lo que vivimos, pero no deberíamos permitir que esas emociones sean la fuente que nos mueva a la hora de hablar o tratar a nuestros hijos.

    Oímos hablar que las madres hacemos grandes sacrificios por nuestros hijos, como por ejemplo dejar de estudiar, trabajar el doble, limitarnos en gastos en fin… pero para mí existe un tipo de sacrifico más difícil y es el sacrificar la emoción visceral que nos activan las situaciones externas de nuestro día a día y poner por encima el amor, y a dónde voy con esto? que cuando el amor nos abandona y nos posee la ira, la impaciencia, la impotencia, la frustración, gritamos a nuestros hijos, los golpeamos, los tratamos con mucha violencia, somos muy severos con ellos y la compasión se esfuma al momento de una corrección o castigo.

    -El Respeto

    Cuando uno es chico los padres siempre nos dicen “Usted tiene que respetarnos” y sí, es cierto, uno debe respetar a los padres, de hecho, es un mandamiento ordenado por El Creador para cualquier religión, y no se discute, pero si hay una diferencia entre “debes” y “tienes” y aquí el punto no está en discusión si se respeta o no a los padres No, ¡ojo!! es muy delicado porque mi idea aquí es, en el énfasis de como enseñamos el respeto.

    El primer contacto, la primera relación que el niño tiene con el mundo es con sus padres y esa manera como aprenden a respetarlos a ellos, la toman de modelo para respetar a los demás.

    El mensaje no debería ser de obligación, de imposición, sino de amor de consideración y valoración.

    Respetemos a nuestros hijos, hagámosles sentir que son valorados, que nazca en ellos el respeto desde el amor, escuchémoslos, démosle su lugar.

    -Mi Pertenencia “Mío”

    Las madres siempre nos referimos a los hijos como “mío” … ¡Mi hijo, obvio!!! es mío no es de nadie más!! y siempre lo expresamos hasta para hablar; por ejemplo: qué le hicieron a mi hijo? “ME” lo dejaron llorar?, “ME lo golpearon?, “ME lo dejaron solo?, él ME es mío, no decimos. ¿Qué LE hicieron?, ¿Quién LE pego?, ¿No LO cuidaron? ¡se dan cuenta, aquí hay algo muy clave!! ¡es mi posesión, es mío, de mi propiedad y de esa misma forma los tratamos como si fueran algo, como una cosa que está en mi poder, a mi disposición, bajo mi dominio por lo tanto el hijo tiene que actuar, pensar, sentir, hablar, comportarse como yo digo y quiero, porque es mioooooo!!!

    Y aquí hay algo que es muy difícil para los padres entender, la idea de que los hijos al final no son nuestros, como todo lo que hay en este mundo. Los hijos son del creador. Él nos los da para crecer espiritualmente y en otra ocasión profundizaremos en esto, pero si saliéramos de ese mío y pensáramos que son prestados como dice el dicho “ Los hijos son prestados” o como hacen los abuelos que son solo amor con los nietos y nunca son agresivos, ni violentos, porque como ellos no sienten que son de ellos, sino que son prestados!!! entonces los abuelos tratan a los nietos en libertad, sin gobierno, ni dictadura, los abuelos los escuchan, les permiten ser auténticos, conversan con ellos, son libres.

    Al tratar a nuestros hijos como seres humanos independientes, con amor, despertando en ellos el valor, el respeto, la autenticidad de su ser, tendremos no solo relaciones positivas con nuestros hijos, sino que ganaremos unos hombres del mañana seguros, libres, capaces de construir una personalidad sólida, con coraje para enfrentarse al mundo en el amor para con los demás.

    El balance de la disciplina, la guía para nuestros hijos está en el amor.

    todo lo mejor!!!

    Si tienes algo que preguntarme o algún comentario que compartir, puedes hacerlo usando el hashtag:
    #ElBlogdeMaritzaRodriguez

    ¡Los quiero y hasta la próxima!!!

    Maritza

    Categorías: Blog
  • Blog

    !Ver las cosas como un privilegio!!

    El auto consuelo es la única manera de ver que las cosas que nos pasan en la vida son un privilegio, cuando algo nos pasa que no es muy bonito o…

  • Blog

    CAMBIANDO PARA SER NOSOTROS

    Les comparto las enseñanzas de mi maestra Nathalie Riess de Tzfat – Israel para compartir otra mirada en nuestro camino espiritual. “Cambiando para llegar a ser nosotros mismos” “Una vez escuche…

  • Blog
    Blog

    ¿Por qué nos cuestan los cambios?

    En mi último vídeo hable de cómo uno puede adaptarse a los cambios de una manera rápida y que no te afecte tanto, en ese vídeo hablaba exactamente de un cambio…

  • Blog

    Mensajes detrás de las señales

    Sábado por la noche 11 p.m., cansada, pero con ganas de escribir para ustedes, hoy es uno de esos días que con todas las ganas de transmitirles un mensaje no me…

  • Blog

    Cuentos para reflexionar

    Hoy quise traerles estos bellos cuentos, que los van a hacer reflexionar y pensar sobre algunos hábitos de sus vidas, espero les gusten!! EL PRINCIPIO DEL VACIO Usted tiene el hábito…

  • Blog

    ¿La distancia es tu enemigo???

      Quise tocar este tema porque aparte de estar viviendo una vez más la distancia entre mi esposo y yo, creo que todos en algún momento hemos pasado por un periodo…

  • Blog

    El enojo ¿lo podemos transformar?..

    Hoy más que un escrito lo que quisiera es empezar con ustedes una serie de prácticas que, aunque son sencillas y cotidianas pareciera que en la medida de su desarrollo se…

  • Blog

    ¿Qué pasaría si dejaras de quejarte?

    En esta oportunidad les quiero hablar de un tema que estoy segura que les servirá a todas y que pueden aplicar todos los días. En realidad, lo veo como una enseñanza…

  • Blog

    ¡Un sueño hecho realidad!!! 

    Esta frase es muy bonita y estoy segura que en alguna ocasión la hemos mencionado pero aterricemos esto a la realidad: ver sueños realizados pareciera que fuera de un mundo mágico…