Browsing Category

organización

Tiempo vs Maternidad

Cada vez qué hablamos del tiempo lo ponemos en el lugar que más nos conviene, a veces juega el papel del bueno, otras veces del enemigo y en otras oportunidades como el socio silencioso. Pero realmente el tiempo no es nuestro verdugo, somos nosotros, es nuestra conciencia la que le da ese lugar.

Digo esto porque cuando llega la maternidad a tu vida el tiempo juega el papel del gran enemigo, escuchas frases como “el tiempo no te alcanza para nada”, “el tiempo se va tan rápido, disfruta de tus bebés” o “Es cuestión de tiempo”.

Le ponemos tanto énfasis a los límites cuando en verdad deberíamos no darle tanta importancia. Muchos me preguntan ¿cómo le haces para hacer tantas cosas a la vez y con mellizos?  ¡¿Cómo sacas tiempo?!

No es que saque más tiempo o que tenga la fórmula mágica, no, es que me siento bien con lo que hago en el día así no alcance a hacer lo que tenía agendado. No siento culpa, ni me estreso, simplemente acepto que lo que hice fue lo que debí haber hecho y hay un mañana para continuar. Obviamente los compromisos laborales tienen caducidad y hay que hacerlos en el tiempo requerido.

Les confieso que sí, tengo muchas cosas que hacer y no porque sea artista, sino por que soy muy inquieta  y me gusta hacer muchas cosas a la vez, pero ya saben la prioridad de mis quehaceres se la llevan mis bebés, mi esposo y mi trabajo, en cuanto a las otras cosas de la vida van quedando en fila, pero jamás le echo la culpa al tiempo por no realizarlas, solo pienso en lo divertida que es mi vida, en lo especial que es cada momento que vivo, y si no tuviera tantas cosas rodando en simultáneo, con tantos desafíos, de verdad que mi vida si sería muy aburrida.

Mas allá de desgastarme en sacar tiempo, en ganarle al tiempo o pelearme con él, mejor  me ocupo en saber ¿dónde pongo mi energía, mi felicidad de qué depende? ¿De la apreciación o de mi queja? El tiempo para mí es simplemente las manecillas del reloj y no el oponente de mis bendiciones.

Dios nos regala cosas maravillosas, valorémoslas  y no dejemos escapar la continuidad de la abundancia con la queja y la no apreciación de ellas.

Cosas que me funcionan:

-Organizarme según mis prioridades

-Desconectarme de la queja cuando los demás me incitan.

-Pensar que la fuerza del creador acomodará  lo que deje de hacer hoy.

-Pensar en el amor que mis bebés necesitan, no son los ladrones de mi tiempo.

¿Qué tal? ¿Ustedes cómo organizan su tiempo? Cuéntenme en los comentarios o en mi Facebook, Twitter o Instagram con el hashtag #ElBlogDeMaritzaRodríguez, saben que me encanta leerlos.

 ¡Les dejo un beso!

Categorías: Blog hijos madre organización tiempo