Browsing Tag

blog

¿Por qué nos cuestan los cambios?

Blog

En mi último vídeo hable de cómo uno puede adaptarse a los cambios de una manera rápida y que no te afecte tanto, en ese vídeo hablaba exactamente de un cambio de país y de lo que todo eso implica.

En menos de un año he tenido que vivir en diferentes lugares como USA, México e Israel, en compañía de mis hijos y créanme que la experiencia ha sido única y muy enriquecedora no sólo por lo vivido, si no porque al observar a los niños como en todos esos cambios lograban hacer el click rápido no se quedaban anclados en los que estaban acostumbrados como uno de adulto que mi cama, mis amigos, mi almohada, mi comida etc.

Ellos veían  que cada lugar tenía justo lo que ellos necesitaban, siempre abiertos acomodándose a las cosas de la nueva casa, de la nueva cama, la comida, la escuela, su maestra, su nueva rutina, estaban ocupados en su nueva realidad dándose la oportunidad a lo nuevo, sin miedo, sabiendo solamente que eso era lo que había y eso era exactamente lo que se requería, lo que necesitaban para avanzar, para crecer no había tiempo para la comparación, para extrañar, solo escribir una nueva historia en páginas blancas, en libertad, sin estar atados al pasado, a lo que para ellos les hacia sentir cómodos y seguros.

Esas son de las cosas que a nosotros nos cuesta mucho desaprender cuando llegamos a un lugar nuevo, sentimos que allí nada nos pertenece, que nadie nos conoce y nos ataca el miedo, la soledad y mientras hacemos el luto, el periodo de despojarnos de nuestra falsa seguridad y de lo que conocemos, de lo que representa ese falso “yo soy” por el entorno en que vivimos, pasamos un periodo duro de adaptación por la constante comparación de lo que hay allí y de lo que no hay allá, de las culturas.

Cuando hacemos maletas deberíamos pensar que solo nos llevamos la ropa, que lo demás solo nos estanca, saber que allí en ese lugar vamos a avanzar, a crecer, a conocer, a alimentarnos de nuevas experiencias, de conocer nuevas personas, crear relaciones en todo sentido, que nos van a permitir conocer algo nuevo en nosotros

Cuando llegamos a un nuevo lugar pretendemos que las personas se comporten o reaccionen como las personas que conocemos o a las que estamos acostumbrados, de la misma manera el sistema del país o en algo tan simple como en la comida hacemos comentarios como… ¡Aquí la comida no sabe igual!! ¡Usan mucho picante!!!…o ¡aquí la comida parece de cartón!!!…. ¡aquí la gente es muy tosca!!!

Esa manera de ver las cosas en comparativa, en queja, pretendiendo que todo funcione como el lugar de donde vinimos, es un error o mas bien una mirada muy equivocada, porque esa actitud no nos ayuda a aprovechar, ni adaptarnos con facilidad, ni mucho menos a sacarle ventaja a la oportunidad y a pasarla realmente bien y ahorrarnos ese periodo de molestia, que a algunos los lleva a sentirse deprimidos y se pierden a lo mejor de una gran experiencia o de un nuevo comienzo de vida.

Muchas veces no avanzamos no porque no caminemos, sino porque nuestros miedos de soltar lo conocido no nos permite avanzar.

 

Lo que no debes olvidar a la hora de empacar!!!

  • -Una mente abierta.
  • -Pensar que al lugar que vas es otra cultura y nada ni nadie funciona como tú crees.
  • -Aceptar y respetar la diferencia
  • -Ver las cosas como el  turista, que todo lo ve bonito y no como el espía que ve lo malo en todo.
  • -Mucho amor para compartir y no esperar que el viaje es solo para recibir, sino también para dar a los demás.
  • -Ver el viaje como  la vida misma llena de sorpresas y desafíos, abrazarlos y crecer en ellos.
  • -Aceptar el cambio.

 

 

Si tienes algo que preguntarme o algún comentario que compartir puedes hacerlo usando el hashtag:
#ElBlogdeMaritzaRodriguez
Besos
Maritza

Categorías: Blog

¡Un sueño hecho realidad!!! 

Esta frase es muy bonita y estoy segura que en alguna ocasión la hemos mencionado pero aterricemos esto a la realidad: ver sueños realizados pareciera que fuera de un mundo mágico casi irreal; a veces pensamos que esto le pasa a los demás, a los que tienen suerte, a los que tienen dinero y poder, porque los sueños se cumplen para los que tienen, pero para los pobres no, “pero para los menos afortunados no”, y es una idea tan equivocada; es más: esa idea de tener sueños cumplidos la alejamos cada vez que pensamos que no es posible para nosotros. 

Son muchos los factores que nos hacen pensar que los sueños no le pueden pasar a cualquiera. Pero no es tan difícil ver realizados nuestros sueños solo que dudamos que hasta el mismo concepto sea posible.

La certeza, nuestras acciones, un acompañamiento del creador vivo en nuestras almas, una conciencia altruista nos puede dar la posibilidad de crear y cambiar nuestro destino. 

Nuestros deseos a veces se ven cumplidos, pero de maneras tan diferentes a como los soñamos y no los aceptamos, los rechazamos y creemos que no fueron cumplidos. También a veces nos pasan cosas tan maravillosas en nuestras vidas en porciones pequeñas que no las vemos por estar esperando el “gran sueño”.

Tiempo, paciencia, certeza inquebrantable en que el creador dispone lo que con tus acciones, pensamientos y deseos propones, créeme que vivirás y veras muchos sueños hechos realidad en tu vida. 

Aquí les comparto un momento de mucha felicidad, cuando regrese al lugar donde pedí con tanto fervor mi sueño de ser madre de mellizos.

¡Les deseo un año maravilloso lleno de mucha Luz, de muchas bendiciones y que puedan ver sus sueños hecho realidad!!!!

¡Hasta la próxima, amigas!!!

Si tienes algo que preguntarme o algún comentario que compartir puedes hacerlo usando el hashtag:

#ElBlogdeMaritzaRodriguez 
Besos, 
Maritza.

Categorías: Blog

¡Regalos!!… No olvides el tuyo!!!

regalos-en-arbol-navidad-3821

Llegan las fiestas de diciembre y llega la emoción, la excitación de compartir, de querer estar con los amigos, la familia, de sentirnos acompañados disfrutando de las risas, la comida, los regalos, de momentos inolvidables y de añorar esas navidades que vivíamos de niños.

Llegan estas fiestas y obviamente no pueden llegar sin regalos, todos corremos a comprar los regalos de la tía, del sobrino, la mamá, el esposo, los hijos…, en fin: una locura!!

¿Pero qué regalo nos damos nosotros? ¿Qué regalos reales nos damos? A veces encontramos buenas rebajas y promociones para comprarle a los amigos, a la familia, pero para nosotros no encontramos nada, entonces ¿qué nos regalamos?

Podemos empezar por hacer nuestra propia lista y ver qué regalo podemos obtener y que no lo compremos en ninguna tienda. 

Hagamos un balance del año y descubramos qué nos hace falta para ser realmente felices y completos, qué nos quedó pendiente por hacer, por cambiar, por aprender, por compartir, por dar, por corregir y de acuerdo a esto veamos cuál va a ser nuestro regalo para este año que termina.

¿Qué realmente me quiero regalar? 

¿Qué deseo que cambie en mi vida a partir de mi propio cambio?

¿Deseo plenitud? ¿Deseo armonía? ¿Deseo paz interior?

Los deseos también pueden ser regalos de Navidad o Janucá, permítete pedir, desear y creer que te puede llegar. 

¡Felices Fiestas!! 

¡Hasta la próxima, amigas!!! 

Si tienes algo que preguntarme o algún comentario que compartir puedes hacerlo usando el hashtag:

#ElBlogdeMaritzaRodriguez 
Besos, 
Maritza.

Categorías: Blog

Una nueva aventura… lánzate!!!

“Lanzarse a la aventura”… Esta es una frase que nos gusta a todos!!! No es así???, y por qué??? Se lo han preguntado??? Es chistoso, no? a todos nos gusta y yo creo que es porque nos da libertad. Libertad de no estar atado a preguntas, que pase lo que tenga que pasar y jamás pensamos que sea algo malo.

Es excitante la idea, nos despierta emoción, curiosidad, y hasta pensamos que algo sorprendente nos va a pasar en esa aventura. Pero por qué no sentimos lo mismo en la rutina de nuestras vidas? vemos la aventura como un viaje de vacaciones, un episodio unitario que no tiene compromisos ni consecuencias, a lo mejor eso es lo que nos excita: que no hay nada que perder.

Y creo que esa es la clave para lanzarnos en nuestra vida a lo desconocido, que nos emocione, que nos excite lo incierto y pensar que no tenemos nada que perder. 

Lo obtenido es ganancia, sí; pero que no se nos vuelva una falsa seguridad porque nos ancla, nos detiene, no nos deja avanzar, los temores, las dudas nos congelan, pensamos en que todo lo que hemos recorrido y ganado se va a perder si avanzamos a lo desconocido y es mejor estar aquí, que ya conocemos, mal que bien, que al otro lado que no sabemos qué será.

Cuando éramos jovenes no le teníamos miedo a nada, pensábamos que todo lo podíamos lograr no importaba si sonara lógico para los demás o si era una locura, solo sabíamos y teníamos el deseo que lo íbamos a lograr, éramos los magos de los buenos pronósticos, manejábamos la famosa “Ley de La Atracción ” a la perfección, pero al ir avanzando ese superhéroe que éramos cuando jóvenes va muriendo con los años, parece que la experiencia en vez de volvernos más valientes nos vuelve más débiles. Es algo muy loco, ¿no les parece?

Yo pienso que lo aprendido te ha traído a donde estás, pero que la experiencia y la madurez que has ganado deberían ser las municiones para la adversidad que te traiga el nuevo camino, no el ancla para detener tus deseos y realización. 

La búsqueda, la transformación, el cambio es el motor de nuestro camino en esta vida, la brújula es la luz del creador. 

Todos los días puedes escribir nuevas páginas en tu vida si te lanzas a la aventura; haz de esto parte de tu vida, de tu naturaleza, cambia el miedo por curiosidad, vive en la certeza, escucha la voz de tu intuición y las cosas siempre saldrán como tengan que salir. Abraza el proceso, permítete el cambio y jamás creas que si las cosas salen bien avanzas y si salen mal te estancas, lo que te estanca son tus miedos, dudas y la percepción que tengas de las cosas; en el momento que tú lo ves caótico, lo conviertes en un caos. Si la próxima aventura de tu vida la concibes, la creas y la ves como algo maravilloso, posible, en armonía y en bendición, esa será tu realidad. 

¡Hasta la próxima, amigas!!!

Si tienes algo que preguntarme o algún comentario que compartir puedes hacerlo usando el hashtag:

#ElBlogdeMaritzaRodriguez 

Besos, 

Maritza.

Categorías: Blog