Browsing Tag

miedo

calla la voz negativa

Receta Espiritual #5: Calla la Voz Negativa
#RecetasEspirituales
Reconócelo, Cállalo, Debilítalo, Meditación !!

***¡¡No olviden de darle like!!

***¡¡Compártanlo por todas sus redes!!

¡Continuemos el diálogo en los comentarios!

*** ¡SUSCRÍBETE AL CANAL!
https://www.youtube.com/conmdemujerby…

*** ¡SÍGUEME! ***

*** Facebook: https://www.facebook.com/OficialMarit…

***Instagram: https://www.instagram.com/maritzarodr…

***Twitter: https://twitter.com/MaritzaRodrigue

**** Blog: http://www.maritzarodriguez.com

Los quiero mucho,

#RecetasEspirituales
#AmarEnConciencia
#ConMdeMujerbyMaritza

Categorías: con "m" de mujer

El temor de ser mamá

Cuando se tocaba el tema de ser madre en reuniones familiares, siempre pensaba que era algo que me iba a ocurrir en algún momento de mi vida, por supuesto en la mente de una virgo eso sería después de realizarme en el campo profesional y luego de tener un hogar establecido para brindarle a mis hijos la estabilidad emocional que se requiere, en fin,  bla-bla-bla, argumentos que formé en mi mente y que me llevaron a tener un orden del cual me convencí que era el correcto en ese momento.

Pero al pasar el tiempo después de haber logrado lo que siempre me dije a mí misma que lograría, llegó el momento de dar el paso de ser madre después de mi orden establecido y no: ¡no fue así! No lograba dar ese paso… Entré en esa duda, en esa disyuntiva, de si tener hijos o no.

¿Por qué caes en esa red de preguntas?  Que si  la edad…, que si tus hijos no serán tus hijos sino tus nietos, que ya no vas a poder hacer lo mismo que hacías antes: viajes, fiestas…, que tu relación va a cambiar, que si no te alcanzará el dinero para su universidad… Total un sin fin de dudas y de caos en tu mente, pronosticando tu peor pesadilla.

Yo fui de esas mujeres que se echan para atrás diciendo que no y luego que sí y me creía mis propios argumentos, como por ejemplo: “que la vida es mejor sin hijos”, “¿y si llego a vieja y estaré sola?, no, no, no entonces sí los tengo” o “que si seré buena mama”,  “o que mi carrera se acabará”…

Todo eso cambió cuando remplacé la famosa pregunta: ¿Quiero ser mamá? por: ¿Para qué quiero ser mamá???

En ese momento mi paso a ser madre  tuvo un propósito real, al darme cuenta que por estar atrapada en lo negativo no estaba escuchando la verdadera voz de mi alma y ahí fue cuando me di cuenta que ¡ser madre no es una decisión de la mente sino del alma!!!

Esta nueva etapa me iba a dar la oportunidad de crecer en mi proceso espiritual, al hacer a un lado mis prioridades, minimizando mi ‘yo’ y así conocer el verdadero amor incondicional del que tanto uno escucha: que dar es realmente recibir.

Entonces lo único que sentía era querer ser madre para darle la oportunidad a unas almas de venir a este mundo para que ellas pudieran hacer su propio trabajo espiritual y en simultánea crecer en el mío.

Hoy día les puedo decir que todo cambio para bien ¡Y eso que esto apenas comienza!!!!

Mi relación de pareja sigue siendo  maravillosa,  a tal punto que siento que ahora es más completa, igual que mi trabajo y en este proceso de cambio siento que estoy en otro nivel de madurez espiritual. Y es maravilloso: todo se transformó en algo mágicamente sustancioso.

Le tememos a los cambios cuando en realidad deberíamos mostrar más emoción porque el nuevo paso nos traerá mas evolución en muestro ser.

Mi consejo de esta experiencia es:

– Descubramos nuestro propio camino escuchando nuestra voz interior.
– Preparémonos para ser madres espirituales, teniendo conexión con la fuente de sabiduría del creador.
– Cambiar la manera del ver el miedo en una oportunidad de evolución.
– Tener certeza que todo estará en armonía.

¿Cómo fue tu experiencia?   ¡Quiero saber!

¡Hasta la próxima, queridas amigas!
#ElBlogdeMaritzaRodriguez

Categorías: Blog